Bienvenido




Bienvenido a mi sitio web. Aquí puede encontrar una breve descripción de mi perfil profesional y de los servicios que ofrezco. Mi gusto por los idiomas y por la informática me ha llevado a compaginar dos profesiones: la de ingeniero con la de traductor.

Es creencia tan extendida como equivocada que para traducir basta con poseer unas nociones básicas de idiomas o disponer de un diccionario. Si busca una traducción de calidad tenga presente que:

Un traductor profesional siempre traducirá a su lengua materna, o bien contará con la revisión de un traductor nativo antes de entregar la traducción.
Una traducción de calidad requiere no solo un dominio de las lenguas, sino también una cierta familiaridad con la materia traducida, e incluso un dominio profesional de dicha materia en el caso de textos altamente especializados. De ahí que un traductor profesional no acepte cualquier tipo de traducción técnica o especializada.
Un traductor profesional necesita conocer la finalidad de una traducción y a quién va dirigida. No se emplea el mismo lenguaje con niños que con adultos, ni se redacta de la misma forma un documento dirigido a un funcionario público que otro cuya finalidad es lucir enmarcado en una pared.
Exija siempre un presupuesto detallado en el que se refleje el método de tarificación aplicado.
Una reducción del plazo de entrega inicialmente estimado por el traductor repercutirá negativamente en la calidad de la traducción entregada.
Desconfíe de las tarifas especialmente bajas: es sabido que la calidad tiene un precio.